#OPINIÓN De Chávez a Guaido por Sociólogo Ender Arenas @RojasYArenas

Supongamos que podamos volver al pasado, cosa que es posible, puesto que Maduro acaba de hacer algo más difícil: viajo al futuro regreso y dijo que todo estaba bien por allá. No nos dijo  si todavía él era presidente o era otro, pero en fin eso no importa. Pero, supongamos que hoy es 3 de febrero de 1992, digamos, solo por decir algo, que son las 9 de la noche y algunos están viendo TV, otros están cenando, algunos están en el cine, otros ya vienen de visitar a la novia maldiciendo a la suegra que no se ha apartado ni un segundo del porche de la casa (en el 92 las suegras ya eran terribles). Esa noche, Hugo Chávez es un completo desconocido, nadie había escuchado su nombre, salvo en su casa y en algunas instalaciones cuartelarías.

Digo algo mas, ni siquiera el 4 de febrero, el día del golpe de Estado que lo tuvo a él por jefe, antes de la 10 a.m la gente había escuchado su nombre. Solo unas pocas horas después, luego de su rendición, apareció en las pantallas de la televisión aquel hombre flaco, de enormes orejas, con el labio inferior mucho más grueso que el superior y proyectado hacia su barbilla diciendo lo que entonces fueron unas palabras mágicas: “yo soy responsable” (palabras que por cierto han sido exorcizadas del vocabulario chavista desde que Chávez se instaló en Miraflores hasta el día de hoy nadie encuentra por ningún lado esa expresión que tanto beneficio le dio a Chávez en el carnaval del 92).

Desde entonces el país quedó preso de su carisma y una oratoria vibrante, aún cuando llena de coletillas, repetidas ad náuseam, el caso es que supo conectarse en sentido y sentimiento con un país que resentía de un liderazgo que nunca pudo leer adecuadamente los cambios que en el país y su gente se estaban produciendo.

Han pasado 27 años desde entonces y 20 desde que el chavismo es poder con las consecuencias y los estropicios que ha producido durante su larga estadía en el gobierno y podemos hacer la siguiente analogía: el 4 de enero de este año, nadie o muy pocos venezolanos, fuera de su entorno natural habían escuchado el nombre de Juan Guaidó. Apenas era un rumor que un militante de Voluntad Popular le tocaba el turno de presidir la AN. Con Leopoldo López detenido e inhabilitado por el régimen y Guevara refugiado en la embajada chilena le tocó el turno al bateador prevenido, Juan Guaidó, una vez que los dos primeros habían sido puesto out por el régimen (disculpen la expresión beisbolera). El caso es que el 5 de enero se instaló en la presidencia de la AN Guaidó, otro hombre flaco, también un poco orejón, tal vez de oratoria menos estructurada, pero eso no importa, pues el carisma de Guaidó no proviene de sus encantos personales y sus dones de gran orador. El entusiasmo generado por la entrada en escena de Guaidó proviene de la reinterpretación de los anhelos y la construcción de esperanza de millones de venezolanos que aspiran salir de la dura situación generada por el madurismo y han construido este momento como el “momento constitutivo” de una nueva situación social, política, económica. En fin de un nuevo orden.

Así que el carisma de Guaidó es lo que podríamos llamar “un carisma situacional”. Es percibido como el hombre que en “este momento” ha podido enganchar de nuevo al venezolano a una esperanza. Le corresponde a él hacer la lectura adecuada del país que hoy tenemos, de los cambios experimentados en el carácter del venezolano y hacerse cargo de la demandas de orden que todos estamos exigiendo.

Al al final no importa cómo te llames sino como quieres que te llamen. Ese es el drama, por ejemplo, de Maduro que él se auto designa como “Presidente”, pero el 80 % de los ciudadanos lo están llamando “Usurpador”. Ojalá Guaidó y la gente coincida en llamarse y llamarlo simplemente el “líder de este momento”, y que el liderazgo entienda que reconstruir el país que nos han destruido es una tarea de la unidad.

@RojasyArenas

 

 

#OPINIÓN De Chávez a Guaido por Sociólogo Ender Arenas @RojasYArenas

#OPINIÓN Economista Rodrigo Cabezas, ex Ministro de Chávez: “La solución de la crisis económica pasó a la esfera política”

RODRIGO CABEZAS FUE MINISTRO DE FINANZAS DEL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ

“Vencer la hiperinflación pasa por prohibir al BCV que emita dinero electrónico.” Sugiere una“guía estratégica de 5 elementos para detenerla.”

 

El economista y profesor de La Universidad del Zulia, Rodrigo Cabezas, en entrevista especial con Aporrea.org realizó un balance sobre la situación económica de Venezuela. Aunque prioriza la recesión e hiperinflación enfatiza que superarlas dependerá de los actores políticos en su obligación de alcanzar salidas democráticas, civilizadas y no violentas.

1. Algunos economistas aseguran que la causa de la hiperinflación es la cantidad de dinero sin respaldo que se ha puesto a circular en la economía venezolana (incluso lo llegó a admitir el Presidente Maduro el pasado 20 de agosto). Otros del sector oficial aseveran que el ataque contra la moneda es la causa determinante de la hiperinflación ¿ambos son causas de la hiperinflación? ¿Cuál de las explicaciones constituye la verdad?

Por economía comparada sabemos que la hiperinflación la han creado los gobiernos desde la esfera monetaria y cambiaria. En Venezuela registramos un incremento de la oferta monetaria desbordante, en niveles insólitos, a tal punto que saltó de 4 billones de bolívares en enero de 2016, a 422 billones en marzo de 2018, luego, antes de la reconversión, a billardos; en el mes de diciembre pasado creció mas del 100% con relación a noviembre.

En el mismo momento que cae la producción, las exportaciones petroleras y la recaudación interna del SENIAT, el BCV emite dinero desde la nada con simplemente apretar un botón de una computadora, dinero electrónico convertido en deuda multibillonaria de PDVSA con el BCV y, con ello, desatinadamente, financia el gasto fiscal expandiendo el circulante ¿Quién puede negar, con seriedad, que esa desproporcionada masa de dinero electrónico, convertida en demanda doméstica, al ir tras mercancías o productos escasos por la recesión, el contrabando de extracción, el bachaqueo y la caída de las importaciones por el bloqueo financiero, traería una elevación sorprendente de los precios expresados en bolívares?

El BCV emite dinero desde la nada con simplemente apretar un botón de una computadora, dinero electrónico convertido en deuda multibillonaria de PDVSA con el BCV y, con ello, desatinadamente, financia el gasto fiscal expandiendo el circulante”.

 

La experiencia histórica enseña que todos los países que vivieron procesos hiperinflacionarios salieron de ellos exitosamente con programas monetarios consensualizados. He pensado una guía estratégica de cinco elementos para vencerla: Lo primero que deberá hacerse son los cálculos para estimar y acordar el anclaje cambiario a una divisa o a una cesta de divisas con un nivel adecuado de Reservas Internacionales a resolverse con financiamiento externo. Segundo, prohibir al BCV que emita dinero inorgánico electrónico; tercero, suspender el control cambiario e ir a un tipo de cambio fluctuante donde el BCV concurra como un ordenador del mercado en la Bolsa de Valores de Caracas, con despenalización total de la compra-venta de títulos y otros instrumentos financieros. Cuarto, fijar las metas de inflación en correlación o ligadas con el programa de consolidación fiscal y; quinto, una política referida a las tasas de interés y manejo de deuda externa que puedan hacer sostenible el nuevo tipo de cambio.

2. Usted señalaba recientemente que el país requiere de un Plan de Estabilización Macroeconómica, ¿cómo poder reconciliar lo económico con lo social sin que se afecte una de estas variables?

Lo reitero, estamos urgidos de volver a la ciencia económica y a los instrumentos que nos da para un manejo sistémico de la política económica en lo fiscal, monetario, cambiario, sector externo, la estrategia productiva, lo petrolero y la inclusión social. Un Programa de Estabilización económica-social requiere el máximo rigor profesional, y un amplio consenso político y social de la nación para volver a la senda del crecimiento económico y social, el progreso científico técnico, la modernidad y el bienestar de las grandes mayorías.

Ese dilema que confronta lo social con lo económico es falso. La ciencia económica es social por excelencia. Hasta el FMI ha reflexionado sobre sus graves errores en los ochenta y noventa al imponer programas económicos con total ausencia de lo social. De cierto, no disminuirán la pobreza y las desigualdades si la creación de riqueza material no es sustentable y sostenible, acompañado de un Estado capaz de distribuirla equitativamente. Lo contrario es demagogia.

“Un Programa de Estabilización económica-social requiere el máximo rigor profesional, y un amplio consenso político y social”. 

 

3. Hay quienes señalan que no es factible recuperar la industria petrolera en el corto plazo, no solo por los ingentes recursos que se necesitan, sino porque ni en las mejores condiciones nuestro país experimentó un crecimiento interanual de 1.000.000 de barriles diarios ¿qué puede decir usted al respecto?

La actividad petrolera fue impactada principalmente por la política cambiaria y la sobrevaluación que hicieron inviable el retorno de la inversión en las empresas mixtas que operan en la faja petrolífera y en la cuenca del Lago de Maracaibo. En el Consejo Nacional de Economía Productiva (CNEP), durante todo el año 2016, y ante PDVSA, el sector privado petrolero insistió reiteradamente en este tema sin que dieran respuesta alguna. Era previsible que sus operaciones básicas se resintieran por estrechez de flujo de caja y reducida inversión al caer la producción de crudo y de refinados, por alto nivel de endeudamiento, y una nómina que superó los 140 mil empleados. El histórico desplome productivo de PDVSA se agrava en 2016 con precios por debajo de 30 dólares el barril y, en 2017 por pérdida de acceso al mercado financiero internacional.

“No disminuirán la pobreza y las desigualdades si la creación de riqueza material no es sustentable y sostenible, acompañado de un Estado capaz de distribuirla equitativamente”.

 

Se requiere un programa petrolero para levantar la producción de crudo y estabilizar nuestras refinerías y mejoradores de la faja. En ese sentido, soy optimista, Venezuela lo puede hacer. Requerimos un amplio consenso porque es imposible hacerlo sin un monto cuantioso de inversión extranjera. Por tanto, las condiciones técnicas-económicas-legales tienen que ser radicalmente transparentes y conocidas por toda la nación. El I y II Plan de siembra Petrolera ya preveía una alta inversión para llegar a la meta de producir 6 millones de barriles diarios y construir 4 nuevos mejoradores en la Faja.

“Se requiere un programa petrolero para levantar la producción de crudo y estabilizar nuestras refinerías y mejoradores… Venezuela lo puede hacer”.

 

4. ¿Qué evaluación realiza como economista en torno al año 2018?

El análisis de riesgo-país Venezuela es preocupante. Estamos frente a desequilibrios económicos- sociales devastadores, no vividos en la economía capitalista- rentística: 1. Tenemos la recesiónmás prolongada, profunda y generalizada de la historia. Termina el quinto año de desplome de la economía real, con 35% del PIB amputado, una caída del 40 % del ingreso per cápita y 80% de las importaciones. 2. Llegamos a la anomalía mayor: la Hiperinflación. Ésta paraliza el mecanismo de los precios relativos, impactando la inversión, el salario real y la recaudación tributaria. 3. Sufrimos el deterioro operacional y financiero de PDVSA. 4. Se originó una salida no ordenada del mercado de deuda externa que nos coloca en cesación de pagos, exclusión de los mercados de crédito global y exposición de activos de la República por demandas. 5. El bloqueo económico financiero internacional que impacta negativamente sobre las importaciones de bienes, la inversión y el acceso a los mercados financieros. 7. Se producen impactos sociales inéditos en una nación petrolera, tales como país migrante, desnutrición, colapso del sistema de salud, pérdida de más de 400 mil jóvenes profesionales que se fueron desde 2016.

“Se originó una salida no ordenada del mercado de deuda externa que nos coloca en cesación de pagos”. Rodrigo Cabezas también fue presidente del Parlamento Latinoamericano por el PSUV

Credito: Agencias


5. ¿Cuáles serán los resultados en la economía venezolana? Si seguimos aplicando las medidas que hasta ahora se han adoptado, qué tendremos al final de 2019 desde el punto de vista fiscal, de los ingresos petroleros, del crecimiento y de los niveles de inflación?

Insisto desde la ciencia económica, sin programa económico- social creíble y de amplio consenso la crisis continuará su curso ruinoso a niveles hoy inimaginables, particularmente en el tema hiperinflacionario. No obstante, la esfera de soluciones pasó a lo político, dado que una rectificación en lo económico del actual gobierno o de otro Gobierno, deberá resolver prelantemente el principal obstáculo que tiene nuestra economía nacional: el bloqueo financiero y el aislamiento de América Latina y El Caribe. Esto escapa a la ciencia económica. Comenzar a salir de esta coyuntura económica en 2019 depende de los actores políticos, gobierno y oposición, en su obligación histórica de alcanzar salidas constitucionales, democráticas, civilizadas. Lo contrario es subdesarrollo, con su secuela de atraso, violencia y sufrimiento de las mayorías. Como académico y militante del humanismo socialista siempre defenderemos la opción de la paz y la vida frente a la violencia y la muerte.

“Una rectificación en lo económico del actual gobierno o de otro Gobierno, deberá resolver prelantemente el principal obstáculo que tienenuestra economía nacional: el bloqueo financiero y el aislamiento de América Latina y El Caribe”.

 

6. Usted fue Ministro de Finanzas del Presidente Chávez hace 11 años, ¿qué cambios ve en la política que se está adoptando desde ese despacho en el actual Gobierno?

No quiero referirme a lo personal. Recuerdo al presidente Hugo Chávez discutiendo y aprobando el plan antiinflacionario que el gabinete económico le presentó en febrero de 2007; en amplio diálogo en Miraflores con el economista norteamericano y premio Nobel de economía Joseph Stiglitz; en franca y respetuosa discusión conmigo sobre la equivocación de anunciar el retiro de Venezuela del FMI y su posterior rectificación; respetando la estimación econométrica que realizó el BCV sobre el Nivel Adecuado de Reserva con el que no estaba de acuerdo; autorizándome dos veces para presentar públicamente, tal y como lo hice en 2007, el informe económico financiero de FONDEN a la Asamblea Nacional; autorizándome para que asistiera a la Asamblea anual de CONSECOMERCIO en la ciudad de Coro; impulsando proactivamente la fundación del Banco del Sur y firmando en Buenos Aires su acta constitutiva con seis Presidentes Latinoamericanos, en diciembre de 2007; solicitándonos a Gastón Parra, Jorge Giordani y a mí, explicaciones técnicas del Programa de reconversión monetaria que aplicaría el BCV en 2008 sin trauma alguno. Recuerdo una significativa llamada telefónica desde su convalecencia en Cuba, en junio de 2011, pidiéndole a la dirección de su partido que le ayudaran en una preocupación que tenía en el tema que llamó “viabilidad fiscal de la revolución”.

Tomado de Aporrea.org

 

#OPINIÓN Economista Rodrigo Cabezas, ex Ministro de Chávez: “La solución de la crisis económica pasó a la esfera política”

#OPINIÓN Sociólogo Ender Arenas: La crisis del país vivida por mi perro @RojasYArenas

Se llama Rufus, es un Shar Pei, llegó a mi casa en  abril de 2011, todavía el país vivía la euforia de los altos precios del petróleo y Chávez todavía era presidente y se hacía llamar por los suyos “El Eterno”. Entonces Rufus vivía, como muchos, cómodamente de los precios del petróleo y del ingreso que, en aquellos años antes de la explosión de la crisis, tenía mi mujer y el mío un poco más modesto pero que nos alcanzaba para darnos ciertos gustos, uno de ellos, era comprarle, a Rufus, en el exterior una bolsa de Acana, una marca canadiense de comida para perros.

Debo aclarar que “Acana” está elaborada con carnes selectas de sus propias granjas: una tasa de esa bolsa de comida contiene carnes, aves, huevos y muy pocos vegetales. Caramba, como gozaba Rufus de esa comida, la devoraba en cuestión de segundos.

Sin darnos cuenta nosotros, pero Rufus, sí que lo notaba, las cosas empezaron a cambiar y de Acana derivamos, a las también muy buenas Dog Chow o Pedigree, pero más baratas. Eso fue a finales del 2012 y comienzo de 2013, una etapa del país que parecía llegar a su fin y Chávez también, el presidente murió y Rufus, lloraba, no por él (que sabe un perro de presidentes muertos) sino porque en ese preciso momento su menú sufrió un cambio profundo que a él le produjo una diarrea y vómitos a diarios por varias semanas. Habíamos cambiado hacia las más baratas de las marcas, primero fue Centinela hasta caer en lo más bajo: a la incomible SuperCan que compraba al detal en bolsitas de a kilo en el mercado Periférico de La Limpia

Rufus, cambió de ánimo, deprimido y rabioso al mismo tiempo hizo varios intentos de morderme y en venganza me destrozó dos pares de zapatos, los únicos Rossi que me quedaban de la bonanza salarial del profesorado universitario y me destrozó dos bluyines y un saco azul con el que hice mi debut en un programa de televisión.

Pero, Rufus, al que quiero como si fuera un hijo no sabía lo que le esperaba todavía. El no sabía que no habíamos tocado fondo (los perros tampoco tienen porque entender los vaivenes de una crisis que por demás todos hemos llamado humanitaria, como si fuéramos los humanos los únicos que la sufrimos). El país siguió empeorando, se ha hecho irreconocible durante toda la administración Maduro (¿administración dije?). Del país que éramos ya no hay sino un lejano recuerdo nostálgico.

Tengo que decirles que Rufus es sumamente inteligente, si puede decirse eso de un animal, y a lo mejor no es que lo entendió pero cuando ni siquiera pude conseguirles el SuperCan y tuve que darle cascaras de papas y de pepinos con sus semillas, creo que me lo agradeció, pues no soportaba la SuperCan y a lo mejor no era que le supiera mal, sino que no soportaba haber caído tan bajo.

Ahora ya no puedo darle las cascaras de hortalizas y tubérculos, como ustedes, saben su precio se fue a la nubes.

Rufus se ha enfermado y temo que incluso no llegue a darnos el “Feliz año nuevo”, Esta flaco, flaquito. Se le ve el costillar, vomita a diario, tiene un parpado caído y cojea de la pata trasera derecha. Creo que le ha caído mal el mango…..yo estoy desesperado. Estoy a punto de perder a uno de mis mejores amigos, sino el mejor.

@RojasyArenas

#OPINIÓN Sociólogo Ender Arenas: La crisis del país vivida por mi perro @RojasYArenas

#OPINIÓN ¿Quién se queda Aquí? Por @LuisVicenteLeon

Luis Vicente León

Luis Vicente León.- Esta crisis es quizás la peor de nuestra historia. No sólo por la magnitud del deterioro, que ya es bastante, sino porque esta ocurriendo sin necesidad. Es una crisis inducida, por la ideología, por la ignorancia o por las dos, el resultado es igual. Ver la situación en la que se encuentra el país da rabia, frustración, asombro, miedo, pero sobre todo, mucha tristeza.

Venezuela sin medicinas. Con la infraestructura en el piso. Con la inflación más alta del mundo. Sin billetes ni monedas para pagar. Con escasez galopante. Mendigando una caja de comida del gobierno que puede o no puede llegar y de la que dependen familias completas que no pueden protestar a riesgo de perder lo que les dan.

Y entonces entiendes a los que se fueron y a los que se van. Primero lo hicieron muchos de los que más tenían. Llevaron sus familias y patrimonios lejos para protegerlos de lo que temían que pasaría y pasó. La pulverización del valor de sus inversiones en Venezuela.

Después se fueron muchos de los más educados y formados. El país se les volvió hostil y cavernícola. Su desarrollo profesional estaba comprometido. Mientras la tecnología, la ciencia, la medicina, la educación avanzaba en el mundo a pasos agigantados, en un mundo globalizado, su país retrocedía hacia una primitivización inimaginable en el siglo XXI. En un focus group nos decían:  “Venezuela es Macondo. Y Macondo es bello y sabroso, pero ahí no se puede vivir”. Se fueron entonces los doctores más preparados…y los más jóvenes. Los ingenieros más audaces…y los más jóvenes. Se fueron los economistas más internacionales…y los más jóvenes, los administradores, los periodistas, los músicos (incluyendo los cuatristas), siempre los más dispuestos a asumir riesgos…y los más jóvenes.

Y entonces comenzó lo que tenía que comenzar. Se están yendo los demás. Los que no tienen patrimonio que perder, pero si familias que mantener, en el medio de una hiperinflación espantosa que no saben como enfrentar ni entender. Es María sin compañía. Es Richard para Panamá. Es Linda para Madrid, Juan para Bogotá, Francisquito para Quito y Johnny para donde lo deje el autobús rumbo a Lima.

Y las despedidas de cada día ponen esa tristeza en el alma y en el corazón de la población que se queda y la que se va y deja el país más prometedor de América Latina, convertido en fabricas moribundas, constructoras en terapia intensiva, medios de comunicación con bombonas de oxígeno, colegios sin maestros, universidades sin  PhD’s, ni internet, hospitales sin especialistas, teatros sin artistas…pueblos, calles y casas muertas.

Y ¿saben qué? Que nadie puede parar este desangre con discursitos, amenazas, prohibiciones, ni mensajitos de autoayuda.  Sólo logrando que la población entienda el reto: participar en todos los tableros para defender el regreso a la racionalidad económica y a la democracia real. Unirnos alrededor de un ideal y de un sueño y articularnos para lograrlo. Sólo así podremos poner el torniquete, operar, coser la herida y volver a empezar. ¿Qué cuál es la palabra mágica? La de siempre:  Unión, y todo aquello y aquellos que la estimulen serán la llave del éxito…y viceversa.

@luisvicenteleon

Nota del Editor: Este artículo es del portal Finanzas Digital del 3 de febrero 2018

 

#OPINIÓN ¿Quién se queda Aquí? Por @LuisVicenteLeon

#Regionales #Lecheria Alcalde @ManuelFerreiraG Pide a Concejales Aprueben Créditos Adicionales

Más de 12 millones de Bolívares Soberanos pidió el Ejecutivo Local para beneficiar a los empleados públicos incluyendo un bono 

Solicitó a la cámara municipal de Lechería aprobar créditos adicionales enviados para pago de salario de trabajadores

El Alcalde de Lechería, Manuel Ferreira, informó que solicitó al Concejo municipal la aprobación de dos créditos adicionales con la finalidad de pagar los sueldos de los trabajadores así como las pensiones y jubilaciones de la última quincena del año 2018.

Ferreira explicó que “enviamos dos solicitudes de créditos adicionales a la cámara municipal, uno por un millón setenta y ocho mil ciento cuarenta con noventa y seis sentimos (Bs 1.078.140,96) para la policía municipal y el segundo por once millones veintidós mil ochocientos treinta y seis (Bs 11.022.836,00) para los trabajadores de la Alcaldía, el concejo municipal y demás institutos autónomos, para el pago de los sueldos y salarios de nuestros empleados publicos, así como de nuestros jubilados y pensionados”

En ese sentido, el Ejecutivo municipal de la localidad turística El Morro Licenciado Diego Bautista Urbaneja, detalló que se encuentra en superávit por lo cual “hemos incluido un bono de fin de año para los trabajadores, por lo cual esperamos que los ediles sesionen de manera extraordinaria para permitir que los trabajadores puedan terminar de pasar tranquilos las fechas decembrinas”.

El Alcalde Manuel Ferreira anunció que además se encuentran desplegados en la rescate del alumbrado público del municipio, donde destacó el logro de la restitución del servicio electro en el sector Casco Central.

NP

 

#Regionales #Lecheria Alcalde @ManuelFerreiraG Pide a Concejales Aprueben Créditos Adicionales

#20Dic Titulares Caiga Quién Caiga Ni Cenizas Quiere dejar Nicolás

Audio por Youtube

Canal El Venezolano Radio por https://www.spreaker.com/user/anmon/20dic-titulares-caiga-quien-caiga-ni-cen?utm_medium=widget&utm_source=user%3A14852&utm_term=episode_title

https://widget.spreaker.com/player?episode_id=16529190&theme=light&playlist=false&playlist-continuous=false&autoplay=false&live-autoplay=false&chapters-image=true&episode_image_position=right&hide-logo=false&hide-likes=false&hide-comments=false&hide-sharing=false

#20Dic Titulares Caiga Quién Caiga Ni Cenizas Quiere dejar Nicolás