CAIGA QUIEN CAIGA ES REGIONES 6TO PODER Por ANGEL MONAGAS 13ENE2013

logo 6to poder

Acompáñame a hacer el Juicio Caiga quien Caiga

Columna Regiones Semanario 6to Poder 13Enero2013

Ola de Arena en el océano indicoVENEZUELA ES GOBERNADA POR UN TRIUNVIRATO: MADURO, CABELLO Y RAMIREZ

UN TRIUNVIRATO: MADURO, CABELLO y RAMIREZ gobierna a VENEZUELA. Los tres bailan, tocan el acordeón y cantan: ?Para que la oposición regrese?tienen que volver a nacer?. Sí esta mesa tiene 3 Patas. Este TRIUNVIRATO es el que GOBIERNA. MADURO está legitimado para ser la cabeza por el TSJ ?INDEFINIDAMENTE?. CHAVEZ es solo un recuerdo que será usado por estos tres para mantenerse en el PODER. YA LLAMARON A ELECCIONES DE BASE para escoger los candidatos a ALCALDES.

CARACAS:

BADUEL, Solo un hombre de su temple y entereza pudiera darle seriedad a una NUEVA OPOSICION. Por supuesto este no es el tema de la MUD. BADUEL tiene la estatura suficiente para enfrentar al TRIUNVIRATO.

YARACUY

EL LIBRO ROJO sube la temperatura política en predios de María Lionza, después de las contundentes declaraciones del diputado JUAN JOSÉ CALDERA el 30-12-12, resaltando la conexión ?MAKLED-ACOSTA-LEON?, y la designación de 2 fiscales con competencia nacional para investigar a fondo las denuncias de la FUNDACIÓN OMBUDSMAN contra el gobernador reelecto, no le ha quedado otra alternativa sino la tragicómica estrategia romana del pan y circo para calmar los ánimos dentro de las filas chavistas, con una multimillonaria inversión en medios regionales y nacionales, supuestamente ejecutada por ?el Binomio de Yaracuy, ELADIO PACHECO y RAMÓN PLANAS?, para vender ante el país una gestión que solo existe en piezas publicitarias. De carreritas está el tren ejecutivo porque se escucha que la sociedad democrática yaracuyana que incluye a diversos sectores del chavismo promoverá un referendo revocatorio adelantado ?contra esta gestión corrupta? -aseveró un dirigente psuvista, ?solo esperamos los reacomodos políticos nacionales que están por producirse?. Regocijo en todos los sectores al ver a KAMEL SALAME reconocido como preso político. Gran apoyo ha recibido de la jerarquía eclesiástica al tomarlo como un caso de persecución judicial. Repudian la falta de respuesta de los dirigentes opositores sobre ?el presunto mal manejo de más de tres millones de bolívares por parte del Comando Venezuela durante la campaña presidencial de HENRIQUE CAPRILES RADONSKI en Yaracuy?, denunciado en la Fiscalía, pero al parecer destinada al olvido, según una fuente cercana al Ministerio Público.

BARINAS:

Tenía algún tiempo sin visitar estas tierras. Desde que mi amigo Ex Gobernador de AD aspiro en las primarias. VIENTOS DE CAMBIO Y TEMPESTAD EN BARINAS vaticinan fuentes confiables de la MUD. Tras la estrepitosa derrota de JULIO CÉSAR REYES el 16D, a quien califican como ?el Mariscal de las derrotas?, se le suma la grave denuncia de corrupción política que ha hecho el Presidente de Un Nuevo Tiempo, ANTONIO BASTIDAS, por el extravío de más de 5 mil millones de bolívares destinados a la campaña de CAPRILES. Recursos manejados conjuntamente con MARCOS GARZÓN, un desconocido que se alojó en el Hotel Eurobuilding de la linda Barinas, despachando desde la habitación 27, con la bendición de ARMANDO BRIQUET. La denuncia de BASTIDAS tiene desmoralizada a la oposición en los 11 municipios de la entidad, que hoy piden la cabeza de REYES. Por esto el ex integrante de la MUD, RAUL CANELONE, Secretario General de Partido Movimiento Republicano y Diputado suplente a la Asamblea Nacional, justificó su salida de la oposición barinesa y apoyar a ADAN CHAVEZ, argumentando ?que no hace política con delincuentes y ladrones?. Se comenta que ha concluido el imperio de REYES y todos sus conversos, esto tiene muy molesto al gobernador HENRY FALCÓN, quien venía siendo su protector. Del diputado se dice que tiene conversaciones adelantadas con la fracción del PSUV en vista de la desgracia política por la cual está atravesando y ?dado el valor que le atribuye a su voto en la azarosa instalación del Parlamento nacional?, remató AGERNIS ANGULO, un agudo conocedor del salto de talanquera en la región llanera.

ANZOATEGUI

El regreso del Ex Alcalde Capitán Retirado PEREZ FERNANDEZ, en seguridad ciudadana ha generado rumores. El y su hermano fueron muy cuestionados. Esperemos que lo haga bien. JHONATAN MARIN será el candidato en PUERTO LA CRUZ. FUENTES se secó mientras que de MARIN hay un reconocimiento en su gestión. Muchos se han lanzado a rayar paredes, generar bolas, pero creo que uno debe apoyar lo bueno venga de donde venga. Muy malo sí, que su esposa busque un consenso para reemplazarlo pero que la base chavista hable. MARCOS FIGUEROA aparentemente será el rival de MARIN.

ZULIA:

La comunicación entre el Gobierno Regional y el PSUV al parecer no es fluida. Las designaciones de Intendentes no han sido consultadas. En muchos casos no se respetó la decisión de las Direcciones Políticas: Caso LAGUNILLAS donde el designado incluso voto por otro que no fue ?pal baile?. En SIMON BOLIVAR igual ocurrió y colocaron a un pariente del Secretario de Organización quien dijo ?Si FRANK CONILL es el candidato camino desnudo por toda la intercomunal?. En CABIMAS colocaron de JEFE DE GOBIERNO (secretario de Estado o algo así) a una persona que se ha recorrido la geografía regional y finalmente al verse fuera en Tía Juana le pidió a SOUKI que lo nombraran donde mencione. ARIAS monta su estructura paralela al Gobierno Municipal opositor y al propio PSUV. Yo pensé que se iba a eliminar la figura de Secretario de Estado como parte de una política antiburocrática, sin embargo permanecerá en los municipios grandes. EL LLAMADO A ELECCIONES INTERNAS cayó como un balde de agua fría a los ?ARIANOS?. Se fortalece la corriente de RODRIGO CABEZAS. ARIAS tiene candidatos en Maracaibo, Cabimas, Santa Rita, Simón Bolívar, Lagunillas y San Francisco. Esto lo obliga a negociar si quiere tener alguna oportunidad. La Dirección Nacional podría reservarse los municipios grandes. Probablemente MARACAIBO, SAN FRANCISCO, CABIMAS y LAGUNILLAS. ARIAS le prometió a OMAR PRIETO apoyarlo en MARACAIBO y ya tenía un militar para el Sur. También se menciona a LUIS CALDERA en el municipio Capital. El caso de LAGUNILLAS esta enredado porque FRANCISCO ALVARADO tendrá que ?pagar adelantado? y botar gente de su antigua militancia y entregarle la joya de la corona al PSUV. LEONIDAS jugara a eso porque él sabe que las bases del PSUV no lo ruedan y de él ser candidato GANARIA FACILMENTE MERVIN MENDEZ. Claro ALVARADO deberá entenderse con ARIAS para que este no impulse a su hijo. ANTONIO URRIBARRI denunció a PABLO PEREZ y esto molesto al Gobernador ARIAS y lo sacó. Duro más que CARMONA. Ahora todos llaman a URRIBARRI ?Jefe por 9 Días?. Duro menos. Van dos intendentes en menos de 20 días. Buena la designación de la Procuradora JANETH GONZALEZ, de BIAGGIO como segundo en el CPEZ y de RAFAEL VILLASBIL (otrora mano derecha de ROSALES) en el PAEZ. Todos dirigentes ilustres de la oposición, eso demuestra la amplitud de ARIAS. Lo felicito.

Sígueme en twitter por @angelmonagas y mi PIN 2388917E

CAIGA QUIEN CAIGA ES REGIONES 6TO PODER Por ANGEL MONAGAS 13ENE2013

REGIONES 06ENERO2013 CAIGA QUIEN CAIGA Llego el BINOMIO DE ORO Cantando

logo 6to poder

Acompáñame a hacer el Juicio Caiga quien Caiga

Mi columna Regiones Semanario 6to Poder 6 de enero 2012

Logo 2 6to PoderEDICION 06 de Enero 2013 Semanario 6to Poder Página 35.

VENEZUELA-CHAVEZ/ EL BINOMIO DE ORO: Ahora ellos cantan “Para que la oposición gane…tienen que volver a nacer” MADURO baila “pescuezo y colita”

Observando toda esto de la Sucesión, recordaba la época de STALIN (no lo hago para acusar al PSUV de ser comunista porque estoy convencido que lo ideológico en este partido dejo de ser importante) Solo es “verborrea política, como en la oposición es la DEMOCRACIA.Stalin STALIN gobernó a RUSIA por un tiempo, aduciendo que LENIN desde su lecho de enfermo lo asesoraba. Fallecido el mencionado en 1924 se planteó el tema sucesorio. STALIN no consiguió inmediatamente el control del Partido y el Estado. Había una dirección colegiada, que ya había asumido el poder durante la enfermedad del Líder. Algunos dicen que tres tendencias se enfrentaron pero realmente fueron dos Una radical y otra más abierta a la exportación del proceso. TROTSKY que era el consentido del Líder LENIN, más tolerante, promovía una organización abierta en la que tuviesen cabida diversas corrientes de opinión. Finalmente STALIN, radical e intolerante, triunfa. TROTSKY es expulsado y finalmente asesinado en su exilio. La izquierda suele mencionar poco esto, donde se demuestra que lo ideológico, tampoco era el leitmotiv. Durante muchos años nos vendieron el “milagro” de la REVOLUCION RUSA. Hoy sabemos toda la verdad. Actualmente nadie allí quiere regresar al “comunismo” y me decía un amigo ruso “Angel aquí el que hable de eso le parten la boca” El Capitalismo salvaje reina. Hago estas referencias no para denigrar de NICOLAS MADURO. Creo que él es el “ungido” y el SUCESOR. Ya lo definió CHAVEZ. No dudo que asuma el poder y que gane unas eventuales elecciones, si se llegaren a hacer. Solo que no me gusto su postura “RADICAL” e “INTOLERANTE”. No es el MADURO que nos vendieron. Lo escuche cuando les dijo a los empresarios que les iba a dar “DOLORES” y no dólares. Mal comienzo. Para la fecha de publicación de esta columna, el misterio del 10ENERO no ha sido revelado. Creo que MADURO no debe emular algunas posturas radicales de STALIN y de CHAVEZ en el 2000. Ese no es el “PLATANOTE” que conocimos en la ASAMBLEA NACIONAL. MADURO debe observar que somos un país con un PIB envidiable pero con más de 20 mil muertos anuales, con una gran corrupción, con la mayoría de hospitales en “cuidados intensivos”, y pare de contar. Me causa mucha risa cuando hablan de CRISIS ESPAÑOLA, ESTADOUNIDENSE y GRIEGA. La calidad de vida de esos países sigue siendo muchísimo más alta que la nuestra. Yo no veo una estampida de inmigrantes regresando. Y aun observo miles y miles obteniendo visa para irse de América Latina hacia EEUU y EUROPA. ¿Por qué yo no me voy si pienso así? Muy simple, se hacer muy pocas cosas y aún creo que este país, puede salir hacia adelante. MADURO, recuerde lo que le paso al imperio de CARLOMAGNO, a su muerte, desapareció. Usted no es CHAVEZ, aunque intente serlo. Usted está llamado a continuar un proceso pero en los términos de sus propias circunstancias. El país lo reclama. La AMNISTIA pasó a segundo plano y es lamentable. Hay tres tendencias claras: MADURO (vicepresidente Presidente), DIOSDADO (Presidente reelecto AN) y ARIAS CARDENAS (GOBERNADOR) que media entre los dos primeros. POSDATA PARA LA OPOSICION: LA MUD reclama seriedad, respeto y responsabilidad al GOBIERNO. Yo y miles de opositores RECLAMAMOS lo mismo a ellos: Si tuviéramos una oposición seria, sobre la base de los RESULTADOS ya habrían renunciado ¿O ya la moral no importa? QUEREMOS UNA NUEVA OPOSICION, no una que ande buscando arreglos…

CARACAS:

Malas noticias para los contratados del Cabildo Metropolitano, no cobraran DICIEMBRE. Los Concejales MAXIMO SANCHEZ, ALEJANDRO VIVAS, GLADYS CAS, EDICSON FERRER, dirigidos por LUIS VELASQUEZ, decidieron pagar el HCM vencido. El Director del mencionado cuerpo está en desacuerdo. EN LA ASAMBLEA NACIONAL, ADECOS Y COPEYANOS negocian con el PSUV lo del TSJ. Probablemente tendrán 2 Magistrados Principales, un RECTOR DEL CNE y dos suplentes y algunos aspiran hasta unas embajadas y consulados.

DELTA AMACURO:

Para la Alcaldía de TUCUPITA sobran los aspirantes. Traiciones y zancadillas abundan en el PSUV. La GOBERNADORA ELECTA quiere sacar del juego al actual Alcalde ALEXIS GONZALEZ. Este con su excelente gestión es un rival a futuro. La recién electa gano pero a pesar de ello, las bases están molestas, solo que fueron disciplinadas.

TRUJILLO

El General RANGEL apoya a la ALCALDESA de Trujillo para su reelección. Todas las demás deben ser revisadas. En VALERA, TEMISTOCLES CABEZAS sigue muy mal y sigue sonando el asistente del Magistrado MALAQUIAS GIL, Lic. WILLIAM ALDANA. El del Municipio URDANETA ha venido trabajando con el GENERAL y el de BOCONO aparentemente no debiera tener problemas por su gestión. La Comisión de Revisión Regional la preside el Diputado WILLIAM MARTORELLI Presidente del Consejo Legislativo y tiene una dura tarea.

COJEDES

La situación es grave. El Gobernador saliente fue muy mal administrador pero ya sabemos cómo es la Justicia “Revolucionaria”. Para la fecha de elaborar esta columna no se había cancelado los aguinaldos a POLICIAS, BOMBEROS, EMPLEADOS DE FUNDACIONES, EDUCADORES, entre otros y miles de deudas. La recién electa fue diputada por este Estado.

ANZOATEGUI

La oposición venía de obtener 7 Diputados a la AN. Después pierde la Gobernación y el PSUV gana 14 Diputados Regionales. Los partidos de oposición están muy dispersos. El PANORAMA se vislumbra NEGRO: Sin posibilidad en ninguna Alcaldía, a excepción de LECHERIA. AD tiene que revisarse urgentemente. Debe haber cambios. El actual Secretario General mantiene el partido cerrado, con 7 meses sin reunirse. No le hicieron oposición al GOBERNADOR SALIENTE. Se comenta de CONTRATOS, DADIVAS y BENEFICIOS a cambio del silencio. DENTRO DEL PSUV, EL GOBERNADOR ELECTO tiene retos difíciles de cumplir. El Alcalde de PUERTO LA CRUZ no es precisamente un “dechado de virtudes”. Su personalidad es arrogante, soberbia, y ARISTOBULO no es precisamente una “pera en dulce” y seguramente habrá choque.

FALCON

En CORO la oposición que gano el 16D empezó mal el año. Casi un hecho el regreso del “POPO” y su lanzamiento de ALCALDE contra la voluntad de la MUD, muy criticada por el POPO por su falta de solidaridad durante el exilio.

ZULIA

Van más de 20 días del nuevo gobierno. 100 es la meta para evaluar. A la fecha, NO ARRANCA. Sigue la inseguridad, la anarquía, no hay pago de aguinaldos y las cabezas visibles del Gobierno solo se han dedicado a acusar a PABLO PEREZ. Hablan de un expediente ya listo contra él y ZULAY MEDINA y contra todos los que tenían doble sueldo: OMAR BARBOZA, ENRIQUE MARQUEZ, ALFREDO OSORIO, etc. Pura “CHACHARA”. Los que SALTARON LA TALANQUERA no han sido nombrados ni mencionados. Se dice que ARIAS mantendrá la cosa así por 6 meses y que luego saldrán del GOBIERNO los que JUGARON PATRAS. A pesar de esto, lo que haga bueno lo diremos. Compro 20 camiones para el problema de la basura. Pablo le dejo 32 patrullas más que no han llegado. Quedan 80 días Ojala ARRANQUE. No pierda tiempo escuchando a los que abandonaron a PABLO en plena noche, como los delincuentes. De eso hablare luego.

Mi PIN 2388917E Mi twitter @angelmonagas

REGIONES 06ENERO2013 CAIGA QUIEN CAIGA Llego el BINOMIO DE ORO Cantando

CAIGA QUIEN CAGA El Dr. Jose Hernandez responde sobre la tesis de la continuidad Presidencial

LO MEJOR QUE HE LEIDO SOBRE ESTE TEMA:
SE LO DEDICO A HERMAN ESCARRA, PARA QUE VUELVA A APRENDER DERECHO CONSTITUCIONAL:

¿Es constitucional la tesis de la continuidad?, por José Ignacio Hernández G.

Exclusivo para Prodavinci.com/ Inevitablemente, la tertulia constitucional sobre los escenarios del 10 de enero de 2013 se ha mantenido, cada vez con mayor intensidad, a medida que se acerca la mencionada fecha. ¿Qué va a pasar si el 10 de enero de 2013, día en el cual debe juramentarse ante la Asamblea Nacional el Presidente electo el pasado 7 de octubre, no puede realizarse la juramentación? En mi artículo anterior analicé todas las hipótesis que se podían manejar (puede leerlo aquí). Sorprendentemente, pese a lo crispado del ambiente, no han sido muchas las personas que han respondido en tono aireado a ese trabajo. Aun cuando siempre hay quien quiere ver alguna conspiración secreta en cualquier artículo de opinión, en especial, en estos tiempos de incertidumbre constitucional.

En los últimos días, como “respuesta oficial” a la pregunta que todos se hacen, se ha defendido la tesis de la continuidad. De acuerdo con esta posición, la juramentación es una simple formalidad, un acto sin mayor relevancia en especial, pues el Presidente electo para el período 2013-2019 es el mismo que ha ejercido tal cargo para el período 2007-2013. Por ello hay continuidad del Gobierno electo y reelecto, lo que se mantendrá hasta el día -incierto- en el que el Presidente electo (o reelecto) pueda tomar juramentación, ahora, ante el Tribunal Supremo de Justicia. Como argumento adicional se apela a un razonamiento que no deja de tener cierta arista sentimental: el Presidente fue electo por la mayoría del pueblo (aquí suele agregarse algún calificativo adicional: mayoría contundente, aplastante, soberana, etc.), y esa voluntad no puede ser “traicionada” por la simple formalidad del juramento.

¿Es constitucional la tesis de la continuidad que se ha esgrimido? En este breve artículo, extensión del anterior, explico las razones por las cuales -en mi opinión, siempre relativa- tal tesis no es constitucional.

Una formalidad, y nada más

La tesis de la continuidad considera que la juramentación es una formalidad, y nada más. Un mero acto protocolar, carente de sentido trascendental, pues lo verdaderamente importante es que el Presidente fue electo (de nuevo: reelecto) por la mayoría (¿contundente?) de venezolanos, y no puede sacrificarse esa manifestación soberana del pueblo. El juramento ante la Asamblea Nacional, al cual se refiere el tantas veces leído artículo 231 de la Constitución, sería entonces un acto meramente protocolar. Algo así como el brindis de año nuevo: aun cuando usted no haga el brindis ni se coma las uvas, y aun cuando usted no haga el rito de pasear la maleta, el año nuevo ciertamente va a comenzar.

Por ello, que el Presidente electo no acuda a la Asamblea Nacional el 10 de enero para juramentarse, carece de relevancia alguna según la posición que comento: seguirá siendo Presidente en ejercicio con el respaldo soberano del pueblo, y a partir del 10 de enero, se mantendrá como Presidente, ahora, para el nuevo período. Con él, continuarán el resto de funcionarios del Gobierno y en especial, el Vicepresidente, que cuenta con la delegación presidencial -fechada 9 de diciembre de 2012- para dictar los actos rutinarios del Gobierno. Tal condición se mantendrá hasta el día en el cual el Presidente electo pueda tomar juramento, que esta vez será ante el Tribunal Supremo de Justicia. Pues la tesis de la continuidad entiende que la fecha del 10 de enero sólo vale para el juramento ante la Asamblea Nacional, no ante el Tribunal Supremo de Justicio.

¿Juramentarse para qué?

Lo primero que debo entonces explicar es cuál es la función del juramento que debe prestar el candidato electo ante la Asamblea Nacional, de acuerdo al artículo 231 de la Constitución. ¿Juramentarse para qué? ¿Se trata de una mera formalidad, de un acto protocolar?

El Derecho venezolano está lleno de formalidades, herencia propia de nuestras raíces latinas. Se trata de una situación que es, en todo caso, muy común incluso en otros sistemas jurídicos: ciertos actos deben ser realizados de cierta manera, cumpliendo ciertos pasos, para que puedan generarse ciertas consecuencias. Si una pareja quiere casarse, no será suficiente jurar su amor eterno: en Venezuela tendrá que cumplir ciertos pasos, ciertas formalidades, para que ese acto pueda en efecto materializarse.

Las formas en el Derecho, como explico a mis alumnos, establece cómo deben ser realizados ciertos actos para que sean válidos y por ende, eficaces. No son un fin en sí mismo, sino que son instrumentos de una finalidad: la forma existe para proteger ciertos principios que el ordenamiento jurídico considera esencial. Es como el paraguas: usar paraguas puede ser considerado una formalidad, pero en un día de lluvia, esa formalidad cumple un fin que debe ser protegido, de no querer contraer un incómodo resfriado.

El juramento de los funcionarios públicos es una formalidad, ciertamente: describe qué debe hacer el nuevo funcionario para poder ejercer el cargo para el cual fue designado. En especial, el juramento del Presidente, y de los altos funcionarios del Estado, ha sido una formalidad que nos ha acompañado en los más de doscientos años de nuestra accidentada vida republicana. El artículo 206 de la Constitución de 1811 disponía, así, que el Presidente y miembros que fueren del Ejecutivo: los Senadores, los Representantes, los militares y demás empleados civiles, “antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, deberán prestar juramento de fidelidad al Estado, de sostener y defender la Constitución, de cumplir bien y fielmente los deberes de sus oficios y de proteger y conservar pura e ilesa, en estos pueblos, la Religión católica, apostólica, romana, que aquéllos profesan”. Otros artículos precisaron el alcance de ese juramento, con gran detalle. El requisito, con algunas variaciones, se ha mantenido en todas nuestras Constituciones, incluyendo la vigente.

Que el juramento del Presidente sea una formalidad recurrente en nuestras Constituciones, y regulada con detalle, nos permite deducir que no se trata de una simple formalidad o acto protocolar. El juramento del Presidente electo es una condición necesaria para que el Presidente electo pueda “entrar en el ejercicio de sus funciones”, como señalaba la Constitución de 1811, o “tomar posesión del cargo”, como señala la vigente Constitución.

La juramentación del Presidente electo es un acto esencial, básico, para que pueda cumplirse una condición dispuesta en la Constitución: ejercer las funciones propias de la Presidencia de la República. Lo esencial entonces es que ese juramento es el mecanismo por medio del cual quien resultó electo como Presidente, acepta el cargo y asume con ello las responsabilidades inherentes a éste. La clave está en comprender, entonces, la relación existente entre el juramento presidencial, el período presidencial y el ejercicio de la Presidencia.

Juramento presidencial, período presidencial y ejercicio de la Presidencia

El 20 de enero de 1997 William J. Clinton (Bill, como se le conoce) debía juramentarse como Presidente electo (nuevamente: reelecto) de los Estados Unidos de Norteamérica. La Constitución de ese país prescribe con gran detalle la forma de la juramentación e incluso, fija una hora en la cual fenece el período presidencial anterior y comienza el nuevo período: las doce del día del 20 de enero. Clinton ha debido tener un día muy complicado, pues lo cierto es que llegó tarde a la ceremonia y el juramento se culminó pasados cinco minutos de la fecha y hora fijadas por la Constitución. Un pequeño retraso, ciertamente, que motivó sin embargo a un muy interesante debate constitucional sobre si, durante esos cinco minutos, Estados Unidos se había quedado sin Presidente.

Barack Obama sí llegó temprano a su juramentación el 20 de enero de 2009. Como es lógico suponer, ha debido estar nervioso ese día. Más nervioso estaba sin embargo el Chief Justice John Roberts, pues al leer el juramento presidencial equivocó algunas palabras. El juramento se hizo en el día y horas estipuladas, pero con un ligero cambio en su contenido. Muy ligero, sí, pero el Presidente Obama consideró prudente (para ser “abundante en cautela”) repetir el juramento, con las palabras correctas, al día siguiente.

El lector podrá considerar estos ejemplos exagerados. Cinco minutos de retraso, o un ligero cambio en la fórmula del juramento, no pueden tener consecuencia jurídica alguna. No es el caso analizar estos dos ejemplos en este artículo. Basta con recordar que el juramento es, ciertamente, una formalidad, pero que existe en función a un fin en específico: marcar el inicio del nuevo período como condición para ejercer el cargo de Presidente.

La clave está, por ello, en la relación existente entre el juramento, el inicio del período presidencial y el ejercicio de la Presidencia. Aquí es necesario volver a distinguir entre el Presidente (persona electa o designada para tal cargo) y la Presidencia (el cargo como tal). El Presidente electo es siempre temporal, es siempre Presidente de turno: tarde o temprano pasará al salón de los que fueron Presidentes. La Presidencia es, sin embargo, continua, permanente. Como suele afirmarse en Derecho Constitucional (en uno de esos símiles poéticos que tanto nos gustan a los profesores), la Presidencia es el “corazón de la nación que nunca deja de latir” (J. Ceasar). La Presidencia, nótese bien, no el Presidente. Pues el Presidente, como ser humano al fin, puede ausentarse del ejercicio de la Presidencia: puede renunciar, puede enfermarse, puede viajar al exterior, puede ser destituido. Pueden pasar muchas cosas. Pero el cargo, la Presidencia, siempre debe funcionar, bajo las formalidades prescritas en la Constitución.

La Presidencia es ejercida por una persona (normalmente, el Presidente electo) por un tiempo determinado y limitado: seis años, dispone el artículo 230 de la Constitución. Ciertamente, quien ejerce la Presidencia puede ser reelecto para el cargo (“indefinidamente”, como se dice, luego de la enmienda de 2009), pero siempre el período es de seis años: ni un día más ni un día menos. Cada período comienza, de acuerdo con el artículo 231 de la Constitución, el 10 de enero: ni un día antes ni un día después. Por ello, como ya he explicado, el período expira antes del 10 de enero, pues ese día comienza un nuevo período. Nuestra Constitución no dispuso una hora en específico, con lo cual podría sostenerse que el nuevo período comienza el primer segundo de ese día 10 de enero.

El 10 de enero, por ello, comienza un nuevo período presidencial, por decisión expresa de la Constitución. Las normas constitucionales suelen ser abiertas, flexibles y en ciertos casos, inentendibles. Pero este artículo 231 es, ciertamente, muy específico. Es de las pocas normas que en la Constitución fijan un día en concreto, con tanto detalle. Ello es así pues el 10 de enero no es una fecha corriente en el calendario. El 10 de enero es el día designado por la Constitución para que inicie el nuevo período presidencial. Pase lo que pase, ese día se dará inicio a un nuevo período.

La Presidencia, en ese nuevo período, será ejercida por quien resultó electo para ese cargo, o sea, el Presidente electo. El Presidente electo para el período 2013-2019 debe comenzar el 10 de enero. Antes de ese día, es Presidente electo, y sólo a partir de esa fecha, cumplida con las formas de la Constitución, será Presidente en ejercicio. Pues para poder convertirse en Presidente en ejercicio, el Presidente electo debe asumir el cargo para el cual fue electo mediante juramento, lo que constituye el último paso de la larga cadena de actos por los cuales esa persona fue electa como Presidente. Larga cadena en la cual, por cierto, se cumplieron varias formalidades, como la proclamación y adjudicación del cargo de Presidente, que se formalizó en un “papelito”, pero que ha debido ser muy importante pues la imagen fue ampliamente difundida y divulgada. Hasta para postularse como Presidente, el hoy Presidente electo tuvo que cumplir una formalidad.

Precisamente, el juramento es la forma a través de la cual el Presidente electo asume el cargo. Leamos de nuevo el artículo 231 constitucional: el candidato elegido (en nuestro caso, Hugo Chávez) “tomará posesión del cargo de Presidente el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional”. Aquí es muy importante leer bien y detenidamente la Constitución: el Presidente electo toma posesión del cargo mediante juramento ante la Asamblea Nacional. “Mediante” significa “por medio de”. Es decir, que para asumir el cargo de Presidente para el nuevo período, el Presidente electo debe tomar juramento. O sea, asume el cargo por medio del juramento.

Por ello, el juramento no es una “formalidad y nada más”. Es una formalidad dispuesta por la Constitución como condición necesaria para ejercer el cargo de Presidente, pues ello permite dar certeza sobre la asunción del cargo de Presidente, delimitando entre otras cosas, las responsabilidades inherentes al cargo. Es además una formalidad necesaria, pues el mandato presidencial se extingue fatalmente por razón del tiempo, con lo cual es necesario asumir formalmente el cargo de Presidente ese día 10, pues el período anterior, para esa fecha, ya habrá vencido y formará inexorablemente parte de nuestra historia.

Algunas razones más

Esta explicación no es novedosa en nuestro Derecho. Por el contrario, de manera reiterada se ha señalado que el juramento es condición necesaria para el ejercicio del cargo. La Ley de Juramento de 1945 lo señala con claridad en su artículo 1: ningún empleado podrá entrar en ejercicio de sus funciones sin prestar juramento de sostener y defender la Constitución y las Leyes de la República y de cumplir fiel y exactamente los deberes de su empleo. La sentencia de la Sala Constitucional de 26 de mayo de 2009 (que ha circulado por Twitter cuál noticia de la celebridad de turno), corrobora esta explicación. El caso es conocido: el entonces Gobernador electo del Estado Carabobo toma juramento del cargo pero con una formalidad distinta a la exigida. Tiempo después, vuelve a tomar juramento pero, ahora, bajo las formas aplicables.

¿Qué sostuvo la Sala Constitucional? ¿Acaso señaló que la irregularidad de la juramentación era irrelevante pues el Gobernador había sido electo por el voto soberano del pueblo? No sostuvo eso, ciertamente. Lo que sostuvo la Sala Constitucional, ni más ni menos, es que el inicio de la función de Gobierno parte del acto de juramentación. Es decir: que sin juramentación, el funcionario electo no puede asumir el cargo. Así de simple. Y, como se dice en criollo, lo que es bueno para el pavo es bueno también para la pava.

¿Y si el Presidente no se presenta el 10 de enero de 2013 a la juramentación ante la Asamblea Nacional?

Toda esta discusión, y la tertulia constitucional que se ha desatado, son importantes pues, eventualmente, el Presidente electo para el período 2013-1019, que es Presidente en ejercicio por el período 2007-2013, podría no estar presente en Venezuela el 10 de enero, al atender a un tratamiento médico en el exterior. Aquí surge la tesis de la continuidad: si no puede estar el 10 de enero, no pasa nada, pues la juramentación es una simple formalidad.

Como hemos explicado, sin embargo, la juramentación es el acto que la Constitución estableció como condición necesaria para asumir el cargo de Presidente para el nuevo período que se iniciará el 10 de enero de 2013. La Constitución, insisto, fue muy clara y específica. No señala el artículo 231 que el 10 de enero “podrá” tomarse juramento, ni acota que, de tratarse de una reelección, el Presidente podrá ausentarse del juramento ese día. La Constitución es muy enfática: Hugo Chávez, como candidato electo, tomará posesión del cargo como Presidente para el nuevo período que se inicia el 10 de enero, mediante juramento ante la Asamblea Nacional.

Por ello, si ese día 10 de enero de 2013 el Presidente electo no se juramenta, no tomará posesión del cargo de Presidente, cargo que quedará vacante pues el período presidencial anterior habrá expirado. Incluso en caso de reelección, el período presidencial siempre dura seis años. Por lo tanto, la Presidencia de la República, como cargo, quedará sin titular, si el Presidente no toma el juramento el 10 de enero de 2013. Y antes que me repliquen o me acusen de formar parte de una conspiración, aclaro varios puntos:

Primero. De no presentarse el 10 de enero de 2013, el Presidente electo (Hugo Chávez) no podrá ejercer la Presidencia, pero no perderá por ello la condición de candidato electo. Las causales de pérdida de esa investidura, o sea, las causas de ausencia absoluta, son tasadas por la Constitución, y deben cumplir ciertas formalidades. No puede defenderse la formalidad del juramento para menospreciar luego las formalidades de las ausencias absolutas. La ausencia de juramentación no es una causal de ausencia absoluta, con lo cual, la falta de juramentación produciría una “ausencia no-absoluta” del Presidente electo, o sea, ausencia temporal.

Algunos han sostenido que hay ausencia absoluta pues el Presidente electo, por su condición de salud, no puede ejercer el cargo. No es ésa, sin embargo, una causal de ausencia absoluta. Para que una enfermedad sea causal de ausencia absoluta, deben cumplirse dos formalidades: la incapacidad debe ser declarada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo y el dictamen médico debe ser aprobado por la Asamblea. Sin esas formalidades, guste o no, no hay ausencia absoluta.

Segundo. La ausencia no-absoluta del Presidente electo, que es consecuencia de una situación de hecho, constatable y objetiva (el 10 de enero el Presidente no acudió a la Asamblea a tomar juramento) no es regulada en la Constitución. La interpretación armónica del Texto permite concluir que quien ocupe el cargo de Presidente de la Asamblea Nacional deberá asumir la Presidencia ese 10 de enero, aplicándose el régimen de las faltas temporales ya tratado en mi anterior artículo: la falta podrá extenderse por noventa días, prorrogables por período igual por decisión de la Asamblea. Vencido ese lapso, la Asamblea determinará si la ausencia es absoluta.

Tercero. A riesgo de ser repetitivo (vicio propio de todo profesor), quiero insistir que el 10 de enero no puede mantenerse en el cargo el Vicepresidente actual, pues el período presidencial habrá vencido fatalmente el 10 enero, dándose inicio a un nuevo período presidencial. La extinción del mandato presidencial acompaña a los altos funcionarios de Gobierno, cuya designación decaerá igualmente cuando el reloj marque las doce campanadas de ese jueves 10 de enero de 2013.

La formalidad del soberano

El Presidente Hugo Chávez fue electo para el período 2013-2019 por la mayoría de los venezolanos. Eso es cierto, aun cuando la democracia no es asunto que pueda entenderse solamente por mayorías numéricas. En todo caso, como se dice, el soberano se manifestó el 7 de octubre para elegir al Presidente.

Pero el soberano no se manifestó de cualquier manera. El Presidente no fue electo por aclamación, ni en una asamblea tumultuosa. No se fue electo por Twitter, o por otros medios cibernéticos. No. El Presidente fue electo por el soberano cumpliendo ciertas formalidades, necesarias para ejercer el derecho fundamental al voto. Por ejemplo, tener la cédula laminada o estar inscrito en el registro electoral. El soberano tuvo que cumplir ciertas formalidades para ejercer su derecho al voto y elegir al Presidente. Sin esas formalidades, no hubiese sido posible ejercer el voto.

Así como el soberano cumplió ciertas formalidades, esenciales, el Presidente electo debe también cumplir la formalidad del juramento para asumir el cargo del Presidente, y ese juramento debe hacerse el 10 de enero de 2013, pues de lo contrario, no podrá ser Presidente en ejercicio para el período 2013-2019.

¿Y qué sucede si, a pesar de lo dicho, luego del 10 de enero de 2013 el Presidente no toma juramento, pero tampoco asume el Presidente de la Asamblea Nacional y se mantiene la condición actual? Prefiero esperar a que esa hipótesis se materialice para escribir un nuevo artículo. El presente es ya bastante complicado como para tratar de analizar también el futuro.

***

Lea también: ¿Y qué va a pasar el 10 de Enero?, por José Ignacio Hernández G.

José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV

CAIGA QUIEN CAGA El Dr. Jose Hernandez responde sobre la tesis de la continuidad Presidencial